3

Cómo hacer los mejores croissants del universo

Con esto de que este mes Adrián está de amo de casa y yo trabajando, ha decidido utilizar todo el tiempo que tiene para hacer todo tipo de recetas.

Y aquí su obra maestra: Croissants

croassa

Ingredientes para unos 8 croissants:

  • 250 gr. de harina de fuerza
  • 125 gr. de mantequilla sin sal bien fría
  • 135 gr. de leche de vaca fresca entera
  • 30 gr. de azúcar
  • 6 gr. de levadura seca de panadería
  • 5 gr.  de sal
  • para el glaseado: 1 yema de huevo y dos cucharadas de leche

Cómo se hace (varias horas de refrigeración):

  1. Disolver la levadura en la leche a temperatura ambiente.
  2. Incorporar el azúcar y la mitad de la harina y mezclar hasta obtener una masa homogénea.
  3. Añadir la sal y el resto de la harina y amasar con las manos hasta obtener una masa elástica (no debe pegarse a las manos). Hacer una bola.
  4. Colocar la bola en un recipiente, tapar con un film y dejar reposar toda la noche en la nevera.
  5. Cortar la mantequilla (fría) en dados y echar media cucharada de harina. Mezclar hasta que se ligue. Muy importante que no de ablande la mantequilla con el calor de las manos.
  6. Colocar la mantequilla mezclada entre dos films de plástico y estirarla con la ayuda de un rodillo hasta obtener un grosor comprendido entre 0,5 cm y 1 cm.
  7. Dejar reposar en la nevera junto con la masa anterior toda la noche.
  8. Sacar la bola, amasarla un poco de nuevo y hacer una bola perfecta (sin agujeros). Realizar dos cortes en forma de cruz profundos en la parte superior y estirar con ayuda de un rodillo cada una de las cuatro partes, formando una cruz.
  9. Colocar la mantequilla en el centro y taparla con los pliegues de la masa.
  10. Estirar  con ayuda de un rodillo siempre en la misma dirección.  Doblarla masa sobre si misma en tres partes desde sus extremos.
  11. Dejar reposar en la nevera 30 minutos envuelta en film.
  12. Repetir los pasos 10 y 11 dos veces más.
  13. Estirar una vez más la masa hasta obtener un grosor de 0,5 cm. Cortarla en forma de triángulos isósceles y enrollarlos desde la base hasta la punta.
  14. Una vez hechos, los colocamos en una bandeja de horno y los pintamos con el glaseado.
  15. Dejar reposar (a temperatura ambiente) hasta que doblen su tamaño.
  16. Hornear 16 minutos a 180º con calor por arriba y por abajo preferiblemente sin aire.

Trucos:

croass

  • Usar una buena mantequilla.
  • Tamizar la harina que incorporas a la mantequilla.
  • Para enrollar el croissant hacerlo poco a poco, no de una vez. Dejar la punta sobre la base.
  • Con el glaseado, no pintar las juntas de los croissants, ya que las sellarás e impedirás que crezcan correctamente en el horno.

Pronto subiremos un vídeo.

Advertisements
2

Pro medioambiente

Ayer compramos una bici, ya que esta ciudad esta completamente pensada para ciclistas (con sus carriles bicis en ambos sentidos, sus semáforos, sus aparcamientos). Fue un chollo porque estaba rebajada casi un 50% ¡porque tenía un pequeño arañazo en el cuadro!. Así que ayer volvimos desde el centro a casa montados en bici, Adri conducía y yo iba detrás, intentando hacernos a las raras normas viales de este país.
Llegamos a casa en 5 minutos, pero con un dolor de piernas y de trasero…porque ir atrás no es nada cómodo. Pero al menos ayer hizo sol y no llovía.

bike

…con lo bien que estábamos en España con nuestro coche de 5 plazas, su radio, su aire acondicionado y calefacción, su techo, sus asientos tan cómodos,…como unos ricos. Debe ser que nos gusta complicarnos la vida.

1

DIY Bobby pins

Las inglesas sólo salen a la calle si van de punta en blanco, todavía no he visto a ninguna sin estar perfectísima, incluso para ir a comprar al Tesco. Llevan unos tacones de vértigo, miles de adornos (collares, pulseras, anillos…) y el pelo como recién salido de la peluquería. (Los hombres también, pero no tan exagerado)

El otro día vi un recogido que tenía perlas. Me encantó y decidí intentarlo. Sólo con horquillas y abalorios.
Además, no lleva pegamento, por lo que cuando me canse puedo cambiar.

recogido lateral

1

Mi niño no come de todo

De pequeña odiaba las verduras, sobre todo el brócoli (o los arbolitos como los llamaba yo). Mi madre me lo preparaba de distintas maneras para que me lo comiera, pero no había forma, simplemente lo odiaba. Lo odiaba tanto que era capaz de sacrificar las tardes de bici y de piscina por quedarme frente al plato hasta que alguien se apiadase de mi y me lo quitase. Además recuerdo que el maldito perro tampoco se lo comía, ni aunque se lo preparase en plan bocadillo.

crema

Pues bien, cosas de la vida, resulta que aquí es una de las verduras más económicas y que mejor calidad tiene, por lo que el destino se ha encargado de que todos los malabares que hacía mi madre con dicha verdura se hayan visto recompensados. Resulta que ahora lo compramos todas las semanas y lo cocinamos de distintas maneras, siempre buenísimo. No voy a decir que se haya vuelto mi alimento preferido (muy lejos está), pero sí que forma parte de nuestro día a día en la cocina.

Este post va dedicado a todas las mamás y papás que estén preocupados porque sus hijos no comen de todo.

Cuando la necesidad llama, la estupidez desaparece.

1

Envíos de provisiones

En vista de que hay tantas almas caritativas deseando enviarnos provisiones, hemos decidido hacer una lista de las cosas que más echamos de menos, cosas que tienen precios completamente prohibitivos aquí, cosas imposibles de encontrar o simplemente intentos fallidos de copiar algún producto español y venderlo en UK como semejante.

Todavía estamos en proceso de familiarizarnos con los productos alimenticios británicos, de hecho uno de los primeros días compramos “nata de cocinar” para hacer unos magnificos ñoquis caseros. Qué desgracia cuando abrimos el bote y vemos que el aspecto no es el esperado…estará mala? habrá caducado? la nata inglesa es diferente? Aún así, como no está la economía doméstica como para desperdiciar comida, decidimos usarla. Observamos como al calentarla en la sartén se empieza a descomponer y a formar grumos, desprendiendo un curioso olor amargo. Temiendo una intoxicación recurrimos a google, y buscamos el significado del producto en español. Resulta ser que no es nata (obvio a estas alturas) sino leche fermentada o cortada, cómo??? leche cortada? venden leche cortada? quién va a comprar eso? (a parte de dos españoles bastante ignorantes en gastronomía inglesa). Maestro google nos facilita información muy detallada del alimento y comprobamos que es comestible y que incluso está bueno. Aún así esto nos hace añorar más todavía la comida de España.

La lista de nuestros sueños culinarios y otros:
– Aceite de oliva virgen extra
– Pimentón
– Legumbre (cualquiera será bien recibida)
– Conservas de pescado (atún, sardinas)
– Vino (albariño sería genial)
– Embutido (deseo de Adrián)
– Ñoras
– Caballero
– Soja texturizada
– Algas
– Botes de emergencia (abrir y calentar, tipo lentejas, judías)
– Chocolate

9

Bedford (England)

La ciudad a la que hemos ido a parar se llama Bedford. Es una ciudad de unos 160.000 habitantes multicultural que queda a 30 minutos en tren del centro de Londres y a 45 minutos en coche de Cambridge.BedfordDesde mi punto de vista es una ciudad preciosa, con sus barrios ingleses llenos de casas victorianas, grandes parques y un río que la divide en dos. Es conocida como la ciudad de los mercados, ya que tiene varios donde se puede encontrar una gran variedad de frutas, verduras y flores con precios muy competitivos, ya que los productos provienen de agricultores locales y no pasan por intermediarios.

Bedford

Yo personalmente, la prefiero a Londres, pues los precios de las casas y de los alimentos (si compras en los mercados) son bastante más económicos, es más tranquila, estamos a media hora de la capital y tenemos la suerte de vivir a 20 minutos andando del centro, por lo que ahorramos en transporte. (Aunque los días que vas a hacer la compra darías lo que fuera por tener aquí tu coche y no llegar a casa con lo brazos entumecidos).

Bedford
Con estos parques, todos abiertos, sin árboles, tan verdes y llenos de perros no puedo evitar imaginarme a mi galgo corriendo por ellos.

IMG_8254 IMG_8257

0

Comiendo en caliente

Durante toda la semana que estuvimos en el hotel, tuvimos que comer a base de sandwich, ensalada y comida precocinada ya que no teníamos cocina. Al principio está bien eso de no tener que cocinar, pero al tercer día sólo deseas algo caliente o mínimo algo que no esté envasado. He de decir, que incluso, pasamos hambre. Con la increíble cocina que tenemos no tardamos ni un minuto en usarla. El mismo día que nos mudamos hicimos un arroz con leche, una tortilla de patata, ñoquis…

la foto 1-5

comida
merienda