2

Un fish and chips más sano

Es bastante decepcionante que uno de los platos más famosos de un país sea pescado rebozado frito acompañado de patatas fritas. He de confesar que sólo lo hemos comido una vez y que no creo que lo volvamos a repetir, porque aunque este bueno, la verdad es que no sienta muy bien. Así que hemos decidido darle un “ligero” cambio a la receta para volverla más sana (en realidad no tiene nada que ver, salvo por los ingrediente principales). Por supuesto esta receta no es mía, sino de mi madre, que aunque es una auténtica segoviana resulta que llevaba preparando toda la vida una especia de fish and chips a lo español sin saberlo.

la foto 2-10

  • Ingredientes:
  • Lomos de pescado (en este caso hemos usado pescadilla, porque aquí la variedad a pesar de ser una isla es de cuatro a seis especies).
  • Patatas
  • Cebollas
  • Aceite de oliva
  • Pimienta y sal
  • Cómo se hace:
  1. Precalentamos el horno a 180º
  2. Echamos un chorro de aceite de oliva sobre una bandeja de horno.
  3. Cotamos las patatas y las cebollas en rodajas y las colocamos sobre la bandeja de horno y echamos un poco más de aceite por encima.
  4. Metemos al horno a 180º hasta que comience a estar dorado
  5. Introducimos el pescado y esperamos el tiempo necesario para que se cocina. (Si se deja demasiado tiempo en el horno se secará).
  6. Salpimentamos y listo.

ENJOY
la foto 1-11

0

Coffee lover

Adrian es un súper amante del café y tras varios disgustos comprando cafeteras de segunda mano (porque nuevas son bastante caras) decidimos que íbamos a tirar la casa por la ventana y comprar una nueva. Así que estuvimos un par de días recorriendo varias tiendas, informándonos y finalmente nos decantamos por un modelo de delongui. Y ya que nos íbamos a gastarnos una pasta, pues pagar un poco más y elegir pijadas tipo el color, ¿por qué no?

Este es el resultado:

la foto 2-8

CoffeeChallenge-1024x1024

la foto 3-6

andreatea

2

Delicious meals

Una de las mejores cosas de esta ciudad es la cantidad de mercados que tiene. Ir a comprar allí te hace sentirte como en España, los vendedores gritan a una libraaaa, a una libraaaaaaa, las colas carecen de sentido (es decir, saca los codos si no quieres que las ancianitas inglesas se te cuelen), los vendedores ya te conocen y te preguntan qué tal te van las cosas (aunque obviamente es puro protocolo y nos les interesa absolutamente para nada), las balanzas pesan como les parece, puedes comprar una cesta de champiñones maravillosos y descubrir después que los del fondo están pasadísimos….pero aún así es muy divertido ir a comprar allí. Puedes comprar una gran cantidad de comida buenísima por muy poco dinero, ya que no hay intermediarios (del agricultor al consumidor).

la foto 2-5

Ensalada de rúcula y brotes con cous-cous, semillas, pistachos, cebollino, queso curado de oveja aliñado con aceite de oliva virgen extra, mostaza en grano y miel.

champ

Revuelto de champiñones con ajo e hilada de jamón ibérico.
la foto 4-1Ensalada de tomates de rama con cebollas primavera (las hemos conocido aquí), pimienta, orégano y aceite de oliva virgen extra.

la foto 1-8Crema de calabaza con leche de coco y jengibre.

IMG_9407Brunch

la foto 5Lunch